Acerca de la Ley

De acuerdo con la Ley Federal de Derechos de Autor, vigente en la República Mexicana y de conformidad con los Tratados Internacionales sobre la materia, para utilizar o exhibir en forma pública obras cinematográficas o audiovisuales  se requiere obtener la autorización correspondiente por escrito de su productor, representante legal o legítimo titular. La Ley es muy clara, no está permitida la exhibición pública de ninguna obra cinematográfica y/o producción audiovisual, sin la previa autorización del autor o su representante, o del Titular de los derechos de dicha obra; esto incluye todo tipo de lugares y eventos, aún cuando no se persiga un fin de lucro (directo o indirecto), con entrada libre y/o con otros formatos de exhibición incidental.

Por Ley en México, y como propósito primordial, las videocintas (“Videos”) y DVD, Blu-ray pregrabados disponibles en establecimientos comerciales a través de todo el territorio nacional, están destinados para su uso única y exclusivamente doméstico (Home Entertainment) y por lo tanto, así se hace constar en el aviso o advertencia que se incluye en todos estos formatos, a no ser que se posea una licencia o autorización que permita exhibiciones fuera de este ámbito.

El alquiler o compra de DVD / Blu-ray no conlleva una autorización, permiso o licencia para la realización de una exhibición no–doméstica. Antes de llevar a cabo una exhibición pública, se debe poseer una licencia que habilite específicamente para tal uso.

Hoy día en nuestra sociedad, todo está vinculado a los derechos de la Propiedad Intelectual, que se contienen y regulan en especifico dentro de la Ley Federal de Derechos de Autor, vigente en la República Mexicana, como por ejemplo: a través de licencias para el uso o registro de software en Computadoras, para las ediciones y reproducciones de Libros, para el uso de música en lugares públicos. La violación a esta ley o la falta de las autorizaciones o permisos necesarios, origina el fenómeno conocido como Piratería, delito que principalmente se comete al copiar CD’s y DVD’s, sin las autorizaciones o permisos antes señalados. Para el caso de las obras cinematográficas o las audiovisuales contenidas en formato DVD / Blu-ray es lo mismo. Su exhibición en lugares no residenciales, comunes o públicos, necesita una autorización por escrito para cada uso. Este es un derecho exclusivo que le pertenece a los autores o productores de las obras audiovisuales.

Escrito en la caja, en el disco y en las primeras imágenes de cada DVD/ Blu-ray/Internet o Dowloand.

“Los titulares de los derechos de explotación sobre las obras cinematográficas contenidas en este videograma han autorizado su uso exclusivamente en el ámbito domestico. Los citados titulares de derecho prohiben expresamente su exhibición pública, reproducción, distribución, alquiler por establecimientos diferentes de videoclub, así como su comunicación pública en centros, comunidades, instituciones educativas, empresas, hoteles, bares, aviones, hospitales, restaurantes y cualquier otro tipo de establecimientos o lugar en el que una o más personas pueda ver la obra y su contenido.”

Ley Federal del Derecho de Autor, Última reforma publicada D.O.F. 23 de Julio de 2003, México

Artículo 27:

Los titulares de los derechos patrimoniales podrán autorizar o prohibir:

La reproducción, publicación, edición o fijación material de una obra en copias o ejemplares, efectuada por cualquier medio ya sea impreso, fonográfico, gráfico, plástico, audiovisual, electrónico, fotográfico u otro similar. Fracción reformada DOF 23-07-2003.

La comunicación pública de su obra a través de cualquiera de las siguientes maneras:

  • La representación, recitación y ejecución pública en el caso de las obras literarias y artísticas;
  • La exhibición pública por cualquier medio o procedimiento, en el caso de obras literarias y artísticas, y
  • El acceso público por medio de la telecomunicación
  • La transmisión pública o radiodifusión de sus obras, en cualquier modalidad,incluyendo la transmisión o retransmisión de las obras por: Cable, Fibra óptica, Microondas, Vía satélite o Cualquier otro medio conocido o por conocerse.

La distribución de la obra, incluyendo la venta u otras formas de transmisión de la propiedad de los soportes materiales que la contengan, así como cualquier forma de transmisión de uso o explotación. Cuando la distribución se lleve a cabo mediante venta, este derecho de oposición se entenderá agotado efectuada la primera venta, salvo en el caso expresamente contemplado en el artículo 104 de esta Ley;

La importación al territorio nacional de copias de la obra hechas sin su autorización;

La divulgación de obras derivadas, en cualquiera de sus modalidades, tales como la traducción, adaptación, paráfrasis, arreglos y transformaciones, y

Cualquier utilización pública de la obra salvo en los casos expresamente establecidos en esta Ley.

Artículo 137:

“El productor goza, respecto de sus videogramas (DVD), de los derechos de autorizar o prohibir su reproducción, distribución y comunicación pública.”

Reglamento De La Ley Federal De Cinematografia, D.O.F. 29 de Marzo de 2001, México

Está claramente establecido cual es el uso básico de un DVD dónde es posible utilizarlo sin licencia y cuándo se requiere de una autorización.

Articulo 50, fracc. III. La advertencia:

“El titular de los derechos patrimoniales de la película contenida (en este DVD) solamente autoriza su uso privado y doméstico, exclusivamente en México. Los demás Derechos quedan reservados.

En consecuencia, queda estrictamente prohibida cualquier forma de utilización parcial o total. Queda también prohibida cualquier forma de exhibición pública o de explotación comercial que implique un lucro directo o indirecto, tales como canje, renta o venta, sin el consentimiento del titular de los derechos. La violación de cualquiera de estos de estos derechos exclusivos del titular, constituye una transgresión a la Ley Federal del Derecho de Autor e implica responsabilidades para el infractor que pueden dar lugar a sanciones administrativas, civiles o penales.”

Uso Singular

El derecho para el uso de un DVD en una exhibición pública es un uso singular y no una gestión colectiva, de conformidad con los artículos antes señalados. El productor (o represente legal) es la única persona que tiene el derecho para autorizar el uso de sus obras en forma pública, como lo establece el artículo 137 de la Ley Federal de Derechos de Autor. MPLC México es en este caso, es el represente legal y autorizado, por el contrato celebrado con los Productores o Distribuidores, contrato que le otorga los derechos y la responsabilidad para otorgar licencias para la exhibición pública de obras audiovisuales.

Comunicación Pública

La definición más valida es exhibir un DVD en un lugar abierto a una audiencia de público en general o en cualquier lugar donde se pueda reunir un número de personas, fuera del círculo normal de la familia y amistades (el hogar o la casa).

Obtener la licencia es muy sencillo. Para más información, favor de ponerse en contacto con LYSA  al teléfono: +52(55) 11078818 & 8832 o envíenos un e-mail a info@lysa.mx  y uno de nuestros Representantes del Departamento de Licencias se pondrá en contacto con usted a la brevedad.